¿CÓMO PUEDO SABER SI TENGO QUE CAMBIAR LOS DISCOS Y/O LAS PASTILLAS DE FRENO DE MI MOTO?

La frenada es uno de los aspectos esenciales de una motocicleta, un apartado de especial importancia del que va a depender nuestra integridad física, pero que muchas veces tenemos tendencia a descuidar.

El sistema de frenada, por norma general y en la mayoría de motocicletas, se constituye de:

  1. Bomba de freno, ubicada en el manillar o en el pedal de la derecha
  2. Latiguillo, que puede ser metálico o de goma
  3. Pinzas de freno
  4. Pastillas de freno
  5. Discos de freno

Un líquido (el líquido de frenos) se encarga de hacer que las pinzas de freno se cierren cuando accionamos la bomba de freno, provocando la fricción de las pastillas de freno con los discos, deteniendo o disminuyendo la velocidad de la moto.

Todos estos elementos están sometidos a cargas de trabajo y cambios de temperatura que provocan su desgaste, de forma que debemos revisarlos con cierta frecuencia para tener la seguridad de que la moto va a frenar cuando lo necesitemos.

¿Cuándo debemos sustituir cada elemento?

  1. El líquido de frenos debe reemplazarse, como máximo, cada 2 años, siendo recomendable hacerlo cada año
  2. Las pinzas, la bomba de freno y el latiguillo que conecta el sistema son los elementos del conjunto que tienen una durabilidad superior, de forma que será suficiente realizar una inspección visual periódica para asegurarnos que no hay fugas y, en el caso de las pinzas de freno, será importante limpiarlas, como mínimo, cada vez que cambiemos las pastillas de freno, para evitar que los pistones puedan quedar bloqueados
  3. Los discos de freno, como consecuencia de la fricción que sufren con las pastillas de freno, se van desgastando y perdiendo grosor, pero este no es el único motivo que provoca que debamos cambiarlos ya que, en determinadas circunstancias pueden verse expuestos a situaciones para las que no han sido diseñados, llegando a deformarse por haber sufrido un exceso de temperatura (por ejemplo, provocado por unas pastillas de freno inadecuadas)
  4. Las pastillas de freno son el elemento que tiene más desgaste del conjunto, a pesar de que la frecuencia con la que deberemos cambiarlas dependerá de distintos factores como el tipo de moto, el estilo de conducción o el compuesto de las pastillas, entre otros

¿Cómo podemos comprobar el estado de los discos de freno de nuestra moto?

Frente a un desgaste normal, podemos comprobar el grosor del disco con un pie de rey. El disco de freno suele llevar una inscripción que nos indica el límite de servicio, de forma que si el grosor es inferior al indicado, deberemos cambiar los discos.

También puede darse el caso que los discos se encuentren dentro de los límites indicados pero que al frenar sintamos una vibración, provocada por una deformación de los mismos.

Se recomienda cambiar las pastillas de freno cada vez que cambiemos los discos.

¿Cómo podemos comprobar el estado de las pastillas de freno de nuestra moto?

Podemos aprovechar cuando limpiamos la moto o cuando comprobamos las presiones de los neumáticos, para echarle un ojo a las pastillas de freno. Pretender aprovecharlas en exceso no solo puede ser peligroso sino que puede acarrear otras averías por la fricción del soporte metálico de las mismas que queda expuesto cuando el compuesto de fricción se termina, afectando a los discos de freno.

Para comprobarlas únicamente deberemos mirar a través de la parte posterior de la pinza de freno y podremos ver la cantidad de material restante hasta el soporte metálico.

 

Si tienes alguna duda o crees que necesitas pastillas y/o discos de freno nuevos, ven a vernos a cualquier de nuestros concesionarios y te asesoraremos sin compromiso. Y, si quieres estrenar frenada, te ofrecemos un 25% de descuento tanto en pastillas como en discos de freno.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *